Otras
January 12, 2001

 

Si de los lagos desecados

y muchachas desaparecidas

como niebla o árboles de la terrena,

si yo recuerda de estos en idioma diferente,

no les importa. Ya pasaron

olores de las aguas, y pastos

aplastados por peso de libros

y amantes curiosos; ya no los gritos

de aves marineras, ni cantos de boca

abierta, suave como flores del viento.

Fíjete, vieja: otros campos verdes,

otras mujeres; lenguaje de lejos

de palabras como heridas

trasformadas, nuevas, las mías.